Campaña 2018- Un futuro digno para Palestina

Compartir con amigos

En 2018, la Coalición Internacional de la Flotilla de la Libertad zarpará una vez más para romper el bloqueo israelí de Gaza (Palestina) y para conseguir la libertad de movimiento del pueblo palestino, con el lema “Un futuro digno para Palestina”.

Durante más de una década Israel ha mantenido un bloqueo inhumano y destructivo sobre Gaza. En 2012 un informe de Naciones Unidas alertaba de que Gaza será inhabitable en año 2020 debido al bloqueo israelí, a finales del pasado año, 2017, Naciones Unidas reconoció que ya se había llegado a ese dramático estado.

La infancia y los menores, que constituyen más de la mitad de la población de Gaza que sobrepasa los dos millones, son víctimas del bloqueo actual, que les ha privado de su niñez; sus derechos a la seguridad, educación y salud; y sus perspectivas para un futuro digno. Los menores de diez años en Gaza han vivido tres grandes ataques militares israelíes: en 2008-2009, 2012 y 2014.

Desde nuestra última misión marítima en 2016, Mujeres Rumbo a Gaza,  y durante el año 2017 la Coalición de la Flotilla de la Libertad se centró en la difícil situación de la flota pesquera de Gaza, a la que no se le permite la pesca más allá de las 6 millas náuticas y que a menudo es atacada por las fuerzas de ocupación israelí (IOF), incluso dentro de esta zona. Es importante señalar que el 85% de las aguas pesqueras de la franja están afectadas por las restricciones israelíes.

Gran parte de la población de Gaza aún vive entre escombros ya que la comunidad internacional no ha cumplido sus promesas de financiar y garantizar la reconstrucción, y el bloqueo impide las importaciones necesarias para ello. Muchas personas sufren traumas psicológicos y todas padecen un suministro insuficiente de energía, falta de agua potable, tratamiento inadecuado de las aguas residuales y escasez de instalaciones educativas. Sobre todo, la población de Gaza carece de una perspectiva de un futuro digno. Las políticas de humillación están empujando a muchas personas al suicidio como se comprueba por el aumento del número de casos de forma alarmante en los últimos años.

El 70 por ciento de sus habitantes son personas refugiadas del 48 y sus descendientes, que viven en ocho campamentos. La resolución 194 de Naciones Unidas resuelve que debe permitirse a los refugiados que deseen regresar a sus hogares y vivir en paz con sus vecinos, que lo hagan así lo antes posible, y que deberán pagarse indemnizaciones a título de compensación por los bienes de los que decidan no regresar a sus hogares y por todo bien perdido o dañado cuando, en virtud de los principios del derecho internacional o por razones de equidad, esta pérdida o este daño deba ser reparado por los Gobiernos o autoridades responsables.

El desempleo en Gaza es uno de los más elevadas del mundo, estimado en alrededor de un 44%. Y no olvidemos que el 80% de los habitantes de la Franja dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir.

Tras una década de bloqueo, la falta de combustible y la destrucción durante los bombardeos del 2014 de la única central eléctrica de Gaza, han provocado una grave crisis energética que, entre otras cosas, impide el tratamiento de las aguas residuales contaminando de esta forma el mar en Gaza y suponiendo un grave riesgo sanitario para la población. A su vez la falta de combustible ha derivado en una crisis sanitaria. A la falta de medicamentos y equipamiento se suma la decisión de Israel de no conceder más permisos de salida a los pacientes terminales de Gaza para recibir tratamiento.

Para seguir defendiendo el derecho internacional, presionando a nuestros gobiernos y para protestar por su complicidad con los crímenes contra la humanidad cometidos por Israel, volveremos a navegar -en 2018- en solidaridad con la flota pesquera, con la infancia y juventud y con toda la población palestina de Gaza que exige su libertad de movimiento y su derecho a un futuro digno en su tierra.

Pedimos a toda la humanidad que ayude a hacer de esta misión una potente muestra de solidaridad para que este mensaje de esperanza llegue a las costas de Gaza y a toda Palestina, terminen la ocupación y el bloqueo.

¡Apoya nuestra campaña para navegar en 2018 para romper el brutal e ilegal bloqueo israelí de Gaza!


Compartir con amigos

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *